BLOG_PRIMAVERABODEGON

¡Bienvenida, primavera! Qué ilusión nos hace la llegada del buen tiempo, el solecito que aprieta y los primeros brotes que florecen. Ay, esos primeros brotes… Bienvenidos también polens y alergias, lluvias y humedad ambiental, cambios bruscos de temperatura, episodios de contaminación extrema en las grandes ciudades…Y otros agentes que pueden afectar a tu piel. ¿O pensabas tú que la primavera sólo la sangre altera?!

El despertar invernal

Después del frío intenso del invierno, la primavera parece dar cierta tregua a nuestra piel, pero debemos prestar especial atención a las agresiones ambientales propias de esta estación. Para empezar, convendría hacerse un peeling suave para eliminar todas las impurezas acumuladas durante la época de frío y “despertar”, así, nuestro cutis del largo letargo invernal.

Si necesitas una regeneración profunda de la piel, apuesta por nuestra línea Dermapeel Pro  Sus activos aseguran una exfoliación intensiva e inmediata que promueve la renovación celular cutánea, corrigiendo imperfecciones como manchas, cicatrices o flacidez. Puedes beneficiarte de este tratamiento en casa o en cabina, con la supervisión de un profesional en tu centro estético de confianza. Otra alternativa son los concentrados Renewal Peeling de Uniqcure, una cura exprés e intensiva inspirada en los mejores peeling médico-estéticos para hidratar e iluminar especialmente las pieles apagadas, gruesas, con poros abiertos o marcas de acné.

Una vez tenemos nuestra piel limpia y preparada para la nueva estación, sería conveniente mantener una exfoliación semanal para evitar la acumulación de células muertas en nuestra capa córnea, la más superficial de nuestra piel. Para ello, tenemos las mascarillas de la línea MyMask de Skeyndor, que son tipo scrub con soluciones específicas para tratar, al mismo tiempo, o la falta de luminosidad –Fruit Jam– o la contaminación urbana –Dark Charcoal-.

Gracias a este pequeño pero imprescindible primer gesto, tendremos una piel saneada y renovada, lista para “florecer” como los primeros brotes primaverales… Algo así como un campo bien arado; listo para su cultivo. Pero, si tenéis plantas y flores en casa, ya sabréis que, para que crezcan preciosas y fuertes, requieren ciertos cuidados. ¡Como tu piel!

Redactado por Skeyndor
Todos los artículos de Skeyndor »

Dejar un comentario