contaminacion-ciudad

Quizás te sorprenda saber que vivir en la ciudad puede estar perjudicando a la salud y la apariencia de tu piel.

El humo de los coches, los gases emitidos por las industrias, los sistemas de calefacción y refrigeración… Todos ellos son factores que afectan negativamente a nuestra piel, alterando su buen funcionamiento y favoreciendo su envejecimiento prematuro.

De ahí que, si vives o trabajas en un entorno urbano, puedas notar tu piel más rugosa, flácida, apagada y con un tono irregular.

Todo ello indica que tu piel está asfixiada y estresada por la polución ambiental y la pérdida de oxígeno. También, si tiendes a sufrir irritaciones, rojeces o acné, o bien te preocupa la aparición temprana de arrugas y manchas.

Pero ¿cuáles son exactamente los efectos de la contaminación en la piel?

  • La contaminación ‘smog’. Estar expuestos de forma prolongada y repetitiva a altos niveles de contaminación – sobre todo, a las llamadas partículas en suspensión – afecta a la función de barrera protectora de nuestra piel, por lo que esta se acaba sensibilizando. Al mismo tiempo, la polución disminuye las reservas naturales de antioxidantes (vitamina E y C) y los niveles de oxígeno en las células cutáneas, lo que acelera el envejecimiento de la piel.
  • La falta de oxígeno. La contaminación también favorece la pérdida de oxígeno de nuestra piel. Si a esto le sumamos que pasamos la mayor parte del día en ambientes secos por culpa de la calefacción o el aire acondicionado, las células cutáneas se acaban quedando sin el suministro de oxígeno necesario. Cuando esto pasa, se produce lo que se conoce como hipoxia o estrés hipóxico y nuestra piel no puede funcionar correctamente, por lo que se desequilibra.

Cómo combatir los efectos de la polución en nuestra piel

La mejor manera de contrarrestar estos efectos de la contaminación es asegurándonos de aportar el oxígeno necesario a nuestra piel.

Para conseguirlo, necesitarás un cuidado anti-polución, oxigenante y de efecto ‘detox’. En ese sentido, nuestra gama Power Oxygen está pensada específicamente para pieles que están expuestas a diario a la contaminación ambiental:

  • City Pollution Block Cream + O2. Emulsión revitalizante para pieles normales a secas con un elevado contenido en Perfluorodecalina, molécula que atrapa el oxígeno. Tiene un efecto oxigenante, prebiótico y de protección frente a la contaminación.
  • City Pollution Block Gel-Cream + O2. Aporta una sensación única, ligera y fresca de forma inmediata a las pieles mixtas o grasas que se muestran asfixiadas y fatigadas por la falta de oxígeno. Crea, además, un film protector en el rostro que mantiene la hidratación de la piel y ayuda a recuperar su equilibrio.

Por su parte, la mascarilla MyMask Dark Charcoal también te ayudará a purificar el cutis y eliminar las impurezas que provoca la polución.

Así pues, recuerda oxigenar tu piel y reforzarla para que pueda hacer frente a las agresiones diarias de los entornos urbanos.

Redactado por Mar Abella
Todos los artículos de Mar »

Dejar un comentario