5 verdades y mentiras sobre... la hidratación

La hidratación de la piel es muy importante, no solo por una cuestión estética sino también de salud. Con el enorme flujo de información que circula por Internet es fácil perderse y mucho del contenido que encontramos puede estar sesgado, fuera de contexto… ¡Tranquila! Nosotros te resumimos las grandes verdades (y mentiras) sobre la hidratación de la piel. ¡Serás la que más sabe!

1. “Si tengo la piel grasa no hace falta hidratación”

MENTIRA

Las pieles grasas tienen un exceso de sebo, pero no de agua. La fina película que se puede formar en la piel no es a causa de un exceso de hidratación, sino de las glándulas sebáceas que producen más grasa. Si quieres decir adiós a los brillos y eliminar las imperfecciones de la piel grasa, sigue estos sencillos pasos, ¡y siéntete cómoda en tu propia piel!

2. “La hidratación puede ayudarme a luchar contra el envejecimiento cutáneo”

VERDAD

La deshidratación es uno de los síntomas del envejecimiento de la piel. Así, cuanto más hidratada más tarde y/o con menos intensidad aparecerán las arrugas. Hay que tener en cuenta que una piel deshidratada también es una piel apagada, tirante y sin confort.

3. “Cuanto mejor esté hidratada la piel, mejor funcionarán los tratamientos específicos”

VERDAD

Una piel con una buena hidratación está sana y mucho mejor preparada para aprovechar todos los beneficios de otros tratamientos, como por ejemplo los sérums.

4. “Beber agua no tiene nada que ver con hidratar la piel”

MENTIRA

El agua que bebemos hidrata todo nuestro organismo, incluida la piel. Una buena hidratación empieza por dentro y se nota por fuera. Sin embargo, no es suficiente para luchar contra los radicales libres producidos por la contaminación, el estrés, el sol, etc. Por eso es tan importante aplicarse el tratamiento hidratante más adecuado para la piel.

5. “Echándome agua en el rostro ya es suficiente”

MENTIRA

Echarse agua del grifo en el rostro puede refrescar momentáneamente, pero no hidrata. Y es que las cremas hidratantes contienen ingredientes que atraen el agua y la retienen en la piel para ayudarla a reestablecer su equilibrio hídrico.

 

 

 

 

Redactado por Mar Abella
Todos los artículos de Mar »

Dejar un comentario