0627_PostBlog_1080x580

Con el verano a la vuelta de la esquina, es el momento de empezar a preparar la piel para el sol.

Además de aplicarnos protección solar cada vez que vayamos a pasar tiempo en el exterior, debemos tener en cuenta otros cuidados cosméticos que nos ayudarán a conseguir un mejor aspecto y un bronceado más uniforme.

Uno de estos pasos imprescindibles para una piel bonita en verano es la exfoliación.

Pero, ¿conoces cuales son los beneficios de exfoliar la piel antes de tomar el sol?

  • Una piel renovada. Gracias a la exfoliación, conseguimos acelerar el proceso natural de renovación de la piel, eliminando impurezas y las células muertas que se han ido acumulando en la epidermis, la capa más superficial. Como consecuencia, el cutis adquiere un aspecto más radiante y fresco y una textura mucho más suave. Además, las manchas e imperfecciones se atenúan.
  • Un bronceado homogéneo. Al favorecer la renovación de la piel, la exposición al sol permitirá un bronceado más uniforme y duradero, sin zonas más pigmentadas que otras ni descamaciones.
  • Protección frente al sol. Aunque pueda resultar sorprendente, la exfoliación de la piel nos protege frente a los daños causados por las radiaciones ultravioletas y, por tanto, del cáncer de piel. Esto se debe a que, al estimular la regeneración de la piel, los peeling consiguen activar una proteína que tiene una función defensiva ante los daños que provocan los rayos ultravioletas.

Consejos para exfoliar la piel

  • Una vez a la semana. Para poder mantener los beneficios de la exfoliación, conviene hacerlo aproximadamente cada siete días.
  • Mejor de noche. Es preferible hacer cualquier peeling por la noche para poder darle a la piel unas horas para regenerarse. Además, no conviene exponerse al sol inmediatamente después de una exfoliación.
  • Peeling faciales. Además de los exfoliantes físicos tipo ‘scrub’, actualmente contamos con peelings para el rostro a base de ácidos y enzimas que limpian en profundidad y favorecen la renovación de la piel. También algunas mascarillas cumplen esta función, como la MyMask Fruit Jam y MyMask Dark Charcoal. Por su parte, ciertos sérums y cremas de noche ejercen un efecto exfoliante más progresivo, por lo que pueden aplicarse a diario. Finalmente, existen ampollas peeling como la Renewal Peeling Concentrate de Uniqcure que permiten hacer una cura intensiva en pieles apagadas, gruesas, con poros abiertos o marcas de acné.
  • Exfoliantes corporales. Los peeling para el cuerpo deben aplicarse mediante un suave masaje con movimientos circulares, insistiendo en las zonas donde se acumulan más células muertas como son los codos, las rodillas o los talones. Es conveniente hacerlo en la ducha, ya que posteriormente habrá que aclarar con agua el producto. Algunos exfoliantes ayudan, además, a conseguir un efecto remodelante y purificante. Es el caso del Fango Corporal Body Sculpt.
  • Mejores resultados cosméticos. Al eliminar impurezas y células muertas, la piel está más receptiva a cualquier tratamiento posterior. Después de la exfoliación, aprovecha para hidratarla en profundidad y aplicar aquellos cosméticos con más concentración de principios activos.
  • Tratamientos en cabina. Para potenciar los resultados de los peeling en casa, acude a tu centro de estética más cercano y pregunta por los tratamientos exfoliantes profesionales.

De este modo, si ya estás pensando en tus jornadas de sol y playa, no te despistes y recuerda incluir ya la exfoliación en tu rutina de cuidados.

Redactado por Silvia Gascón
Especialista en belleza Asesora y formadora de tratamientos cosméticos, ofrecerá curiosos trucos y consejos para sacar el máximo rendimiento a todos los productos y a sus resultados.
Todos los artículos de Silvia »

Dejar un comentario