5 productos hidratantes que te harán "cambiar de cara"

La hidratación es más importante de lo que crees. Una piel bien hidratada es sinónimo no solo de belleza sino también de salud.

La piel de rostro está expuesta a constantes agresiones externas: contaminación, luz solar, viento, frío, etc. y, por lo tanto, hay que protegerla adecuadamente. ¿Cómo? Proporcionándole las “herramientas” necesarias para escudarse de estos elementos, así como del envejecimiento cutáneo cronoprogramado, es decir, el inevitable paso del tiempo. Así, la hidratación es un concepto que debe estar presente desde el primer momento en que comenzamos a cuidar la piel de jóvenes y durante todas nuestras etapas de la vida.

 

¿Qué diferentes productos puedes utilizar para favorecer la hidratación de tu rostro?

– Crema de día. Las cremas de día están formuladas para proteger nuestra piel de los agentes externos que la agreden y, también, del estrés. Un tratamiento hidratante te proporcionará el equilibrio hídrico que tu piel necesita para hacer frente a tu rutina diaria.

Crema de noche. Los tratamientos nocturnos están formulados de diferente manera que los de día, ya que por la noche, mientras dormimos, nuestro organismo se encuentra relajado y en pleno proceso de renovación celular. Una crema hidratante de noche aprovecha este momento para liberar sus activos y proporcionarle a tu piel la hidratación que necesita en profundidad. De este modo, te levantarás con un rostro más relajado y suave.

– Contorno de ojos. Las arrugas en el contorno de ojos es uno de los primeros síntomas del envejecimiento cutáneo. La piel de esta área es muy delicada, por lo que necesita un tratamiento específico. Un contorno de ojos hidratante le proporciona a la zona la flexibilidad que necesita. ¡Y a sonreír sin miedo!

– Sérum o Booster. Un sérum o un booster de hidratación específica son el ‘plus’ que nuestra piel necesita si notamos que está realmente deshidratada, ya sea durante un periodo concreto de tiempo o bien porque nuestra piel es seca o muy seca. En general, se suelen aplicar antes del tratamiento habitual.

– Mascarilla. Las mascarillas se suelen aplicar una vez a la semana y también forman parte de ese ‘plus’ ideal para mantener el rostro hidratado.

Redactado por Mar Abella
Todos los artículos de Mar »

Dejar un comentario