tratamiento para el acné

En las pieles grasas pueden aparecer impurezas (puntos negros o puntos blancos), y éstas derivan principalmente de la obstrucción del sebo dentro del folículo sebáceo y se producen por dos causas:

  1. una excesiva producción de sebo (alteración conocida como hiperseborrea);
  2. y/o un engrosamiento de las paredes del folículo (hiperqueratosis), pudiendo llegar a su obstrucción completa.

Consecuencias de las impurezas

La formación continua de lesiones inflamatorias erosiona el tejido conectivo de la piel, fomentando la aparición permanente de pequeñas cicatrices y marcas (microqueloides).

Tratamiento de las pieles grasas

Para el tratamiento en cabina (centro de estética) de las pieles con tendencia al acné usaremos productos desarrollados para normalizar las pieles grasas, y que actúen específicamente sobre las causas principales que fomentan la aparición de impurezas en la piel. Para ello buscaremos productos que contengan:

  • Seborreguladores: Sustancias que reducen la producción de sebo, tratando así la HIPERSEBORREA.
  • Queratolíticos: Conocidos como exfoliantes, actúan descohesionando la piel tratando los efectos estéticos como engrosamiento de la piel y la obturación del folículo sebáceo (HIPERQUERATOSIS).
  • Queratorreguladores: Sustancias que normalizan los trastornos en el proceso de queratinización de la piel, como la PARAQUERATOSIS (poro dilatado). En pieles acneicas, las sustancias queratorreguladoras (p.ej retinoides), presentan mejor tasa de curación que los exfoliantes (queratolíticos).
  • Inmunoestimuladores: Sustancias creadas para aumentar los niveles de péptidos antimicrobianos presentes naturalmente en la piel. Estos péptidos actúan como antibióticos y nos protegen contra las invasiones microbianas externas, reduciendo el riesgo de padecer INFECCIONES, como el acné.

También es conveniente utilizar productos formulados para suavizar los efectos estéticos derivados del acné en pieles que lo hayan padecido durante tiempo: cicatrices (microqueloides), poros abiertos (paraqueratosis), brillos e inflamación.

Finalmente se aplicarán cosméticos que hayan sido desarrollados con excipientes no comedogénicos, libres de aceites y mantecas, que se adapten a las necesidades especiales de este tipo de pieles, sin producir brillos ni engrasar la piel.

Si tienes un problema de impurezas en la piel, acércate a tu centro de estética más cercano.

Redactado por Silvia Gascón
Especialista en belleza Asesora y formadora de tratamientos cosméticos, ofrecerá curiosos trucos y consejos para sacar el máximo rendimiento a todos los productos y a sus resultados.
Todos los artículos de Silvia »

    2 comentarios

  1. manipuladora de alimentos 10 febrero, 2014 at 19:18 Responder

    Es una piel que requiere de mucho cuidado.

  2. manipuladora de alimentos 19 mayo, 2014 at 19:08 Responder

    Interesante post!

Dejar un comentario