1114 POST 1080x580

Somos muy conscientes de que debemos proteger nuestra piel del sol durante los meses de calor. Pero, ¿sabías que el frío también puede alterar y dañar nuestro cutis?

Lo cierto es que tanto las bajas temperaturas como el viento ejercen una agresión directa sobre la piel, sobre todo en las más sensibles.

Por ello, ahora que el termómetro empieza a descender, queremos compartir contigo estos consejos para proteger la piel del frío.

Cómo proteger tu piel del frío

  • Hidratación profunda de la piel. La exposición directa a las bajas temperaturas y el viento pueden irritar la piel del rostro y causar sequedad cutánea. Por ello, es fundamental hidratar en profundidad el cutis.Para el cuidado diario de la piel, nuestra línea Power Hyaluronic es perfecta para aportar una hidratación intensa gracias a su alto contenido en ácido hialurónico.
  • Pieles sensibles y frío. Las pieles sensibles y reactivas son las que más sufren la bajada de los termómetros, especialmente los cambios bruscos de temperatura. Así pues, es habitual que estas presenten sequedad, tirantez y rojeces cuando llega esta época del año.Por este motivo, además de una hidratación profunda, necesitan unos cuidados que consigan recuperar la función protectora del estrato córneo (la capa más superficial de nuestra piel), aumentar los niveles de tolerancia frente a las agresiones externas y aportar confort y alivio inmediato.De este modo, si tienes la piel sensible, te aconsejamos recurrir este otoño e invierno a los cosméticos de nuestra línea Aquatherm.
  • Extra de hidratación y bienestar para la piel. Para aquellos días en los que notes especialmente la piel seca, tirante o alterada, incluso con zonas de descamación, el Concentrado SOS Recovering de Uniqcure te ayudará a equilibrar, proteger y reconfortar tu cutis en profundidad. Sin embargo, si tu piel está muy deshidratada te aconsejamos el concentrado Intensive Hydrating. Gracias a su acción intensiva y sostenida a base de hidratantes naturales, se convertirá en tu mejor aliado.También es una buena idea incorporar en tu rutina semanal alguna mascarilla calmante y refrescante como MyMask Fresh Sorbet.
  • Higiene facial suave. Tan importante como una buena hidratación es una limpieza facial suave. Por ello, aléjate de productos de higiene demasiado agresivos y opta por desmaquillantes y limpiadoras que respeten la barrera lípidica de la piel, la protección natural de nuestro cutis.Asimismo, evita el agua muy caliente y frotar en exceso la piel al limpiarla o secarla.
  • Hidratación corporal contra el frío. Más allá del rostro, las manos son otra parte del cuerpo que sufre especialmente las bajas temperaturas al estar también muy expuestas.Así pues, aplica crema hidratante de manos cada vez que las laves y tantas veces al día como necesites.Por su parte, aunque queden cubiertas, la piel de las piernas sufre especialmente en las épocas de frío al ser una zona con muy pocas glándulas sebáceas y, por tanto, tener menos hidratación natural.

    De este modo, también habría que intensificar su nutrición con una crema emoliente para el cuerpo.

Como ves, tan solo se trata de seguir unos sencillos consejos para poder combatir el frío y disfrutar de una piel sana, cuidada y bonita tanto en otoño como en invierno.

Redactado por Raquel González
Esteticista Profesional Aportará mensualmente sus conocimientos sobre estética para ayudar a mujeres como tú a cuidarse.
Todos los artículos de Raquel »

Dejar un comentario