Piel en verano

A medida que nos despedimos del verano y nuestro bronceado va desapareciendo, nuestra piel empieza a mostrar las secuelas de las agresiones externas propias de los meses estivales. Principalmente, el exceso de sol.

De este modo, es habitual llegar a septiembre con la piel engrosada, deshidratada y apagada e incluso con nuevas manchas, las arrugas más marcadas y una mayor flacidez.

También, la radiación solar puede haber alterado nuestro cutis, por lo que este podría mostrarseirritado, reactivo y con rojeces. Por su parte, los cambios de temperatura, la exposición continuada al aire condicionado y el cloro de la piscina tienden a provocar,a su vez,una hipersensibilidad en nuestra piel.

Finalmente, en caso de que hayamos viajado a un destino urbano, nuestro rostro tenderá a mostrarse congestionado debido a los vuelos en avión y la contaminación de la ciudad.

Por todo ello, nada mejor que aprovechar el final del verano para hacer una puesta a punto a nuestra piel y reparar todos los daños sufridos.

Consejos para recuperar la piel después del verano 

  • La exfoliación de la piel debería ser el primer paso a la hora de recuperarnos de las agresiones propias del verano. De este modo, conseguiremos estimular la regeneración de la epidermis y obtener un cutis más suave, liso y luminoso. Al mismo tiempo, prepararemos la piel para que pueda absorber mejor los principios activos de los cosméticos que le apliquemos a continuación. Para ello, puedes contar con nuestra línea Dermapeel Pro a base de α-hidroxiácidos y péptidos biológicos.
  • Después del verano, lo más aconsejable puede ser hacer una cura intensiva de la piel, según las necesidades de cada caso. Generalmente, tras las vacaciones, los principales problemas cutáneos suelen ser la aparición de nuevas manchas, arrugas más visibles, mayor flacidez, falta de luminosidad, deshidratación e hipersensibilidad. Gracias a los concentrados UNIQCURE, desde Skeyndor te ofrecemos ocho tratamientos monodosis con una alta concentración de principios activos con los que conseguirás resultados visibles de forma inmediata.
  • En función de las nuevas demandas de tu piel, después del verano puede ser recomendable un cambio en tus cosméticos de uso diario. Si el problema son las manchas, la línea PowerRetinol está formulada a base de retinol puro concentrado altamente efectivo en el caso de problemas de hiperpigmentación y arrugas.( aqui seria important comentar que si sesegueix prenent el sol, la importancia de la protecció solar, fent servir el power retinol). Por el contrario, en caso de que se trate principalmente de una falta de luminosidad, los cosméticos de la línea Power C+ consiguen iluminar y unificar el tono de la piel uso tras uso gracias a la vitamina C de alta absorción y el extracto de granada. Aun así, no olvides que tu beauty coach está a tu disposición para poder asesorarte sobre los productos más adecuados para tu piel.
  • Los tratamientos en cabina no solo consiguen potenciar el efecto de los cuidados cosméticos en casa, sino que también permiten obtener resultados más visibles en menor tiempo. Por ello, te aconsejamos acudir a tu centro de estética más cercano y, tras un diagnóstico profesional del estado de tu piel, planificar tu programa de tratamientos para poder reparar los daños sufridos y mostrar siempre tu mejor imagen.

De hecho, el inicio del nuevo curso es el momento perfecto para fijarse nuevos propósitos. Entre ellos, nada mejor que empezar a cuidarse y tratar de encontrar ese hueco en la agenda para mimar la piel, el cuerpo y la mente. ¿Te animas?

Redactado por Silvia Gascón
Especialista en belleza Asesora y formadora de tratamientos cosméticos, ofrecerá curiosos trucos y consejos para sacar el máximo rendimiento a todos los productos y a sus resultados.
Todos los artículos de Silvia »

Dejar un comentario