skin-repair-fresh-balm

Es de lo más habitual que la gente se queme en verano. Pero eso no significa que moleste menos, o que no sea peligroso para la piel. Por eso es importantísimo, después de la exposición al sol, darle el cuidado adecuado. Empezamos: has ido a la playa, y tu piel ahora está…

1.- …bien, me he puesto protección y no hay problema. ¡Estupendo! En ese caso, sólo te queda cuidar ese bronceado para que perdure el máximo tiempo posible. Te recomendamos usar como after sun la Natural Tan Hydrating Emulsion, reforzada con agentes autobronceadores para conseguir un bronceado uniforme y duradero.

2.-… me he puesto protección pero no suficiente y me pica la piel. Bueno, esto no tiene por qué ser una quemadura en sí misma, puede que simplemente la excesiva exposición al sol haya dejado tu piel algo deshidratada y tirante. Lo mejor que puedes hacer es aplicar generosamente after sun  y usar con frecuencia un producto que reduzca la tirantez, como el concentrado de agua termal de Aquatherm. Esto impedirá que se descame la piel. Y, por supuesto, la siguiente vez que te expongas al sol ponte protección solar en abundancia si no quieres acabar como en el siguiente punto.

3.-…no me he puesto protección y ¡estoy roj@ como un cangrejo! Aquí ya tenemos un problema. Si la quemadura te arde y está roja dúchate con agua abundante a la temperatura que soportes y luego embadúrnate de after sun extra hidratante, por ejemplo Skin Repair Fresh Balm. Póntelo cada poco tiempo, piensa que tu piel ha perdido muchísima agua y necesitas “darle de beber” hasta que se le pase la sed. Además, la crema es antioxidante y suavizante. Sigue con estos cuidados y preferiblemente teniendo la piel al aire pero sin que le dé el sol hasta que deje de dolerte al contacto. Y para la siguiente vez ¡no te olvides de protegerte si no quieres acabar con una piel 20 años mayor que tú!

4.- me he puesto protección, pero me he quemado en sitios muy raros. Por ejemplo, los labios o alrededor de los ojos. Es muy normal olvidarse de estas zonas al darse crema, pero el sol no se salta una. Para evitar la quemazón y el enrojecimiento ponte after sun en abundancia, como recomendábamos en el punto 3, y a partir de ahora no te olvides de usar protección para los labios (como nuestra Velvet Lip Balm SPF15) o crema específica, como la Eye-lip contour SPF25.

Si tienes cualquier duda sobre cómo proteger tu piel, ¡los comentarios están a tu disposición!

Redactado por SKEYNDOR
Todos los artículos de Ana »

Dejar un comentario