0404_Post_1080x580

Seguramente sabes que los rayos ultravioletas, tanto los UVA como los UVB, son dañinos para tu piel. Sin embargo, quizás desconozcas que el sol emite otras radiaciones que son también perjudiciales.

Se trata de los rayos infrarrojos (IR) y una parte de la radiación visible (HEVis) conocida como luz azul.

Si es la primera vez que oyes a hablar de la luz azul, debes saber que se trata de las longitudes de onda que nuestros ojos perciben desde el color violeta al verde-azul.

A pesar de que muchos protectores solares aún no incorporan protección frente a la luz azul, se ha demostrado que la exposición a este tipo de radiación contribuye a la aparición de manchas, la formación de arrugas y la pérdida de firmeza y elasticidad.

Cabe tener en cuenta que la luz azul es de alta energía y consigue penetrar en la hipodermis, la capa más profunda de la piel, tal y como podemos ver en este vídeo sobre cómo actúan los rayos de sol.

Además, debes saber que no recibimos esta radiación únicamente cuando estamos al exterior. Los fluorescentes, las luces LED, los ordenadores y los dispositivos electrónicos también emiten esta luz azul dañina para nuestra piel y, por tanto, estamos expuestos a ella de una forma casi constante.

Cómo proteger tu piel de la luz azul

Si quieres ofrecer una protección solar global a tu piel y prevenir su envejecimiento prematuro, debes elegir un fotoprotector que incluya filtros que bloqueen todas las radiaciones perjudiciales del espectro solar. Es decir, los rayos ultravioleta (UVA y UVB), los infrarrojos y la luz azul.

En ese sentido, nuestros protectores solares Sun Expertise con tecnología ‘Blue Light Technology’ cumplen con esta triple protección:

  • Crema Protectora SPF50+: Se trata de una crema facial con un factor de protección solar muy alto que está especialmente formulada para las pieles claras o sensibles al sol. Es de textura ligera, con un tacto no graso y un acabado seco, lo que la convierte en un protector solar de muy agradable aplicación. Aporta, además, un ligero toque de color y es resistente al agua.
  • Fluido Protector SPF30: Este fluido es ideal para todo tipo de pieles y edades al ofrecer un factor de protección alto. Se trata de un fotoprotector perfecto para las exposiciones prolongadas al sol y muy práctico, gracias a su presentación en frasco dosificador, así como por su textura fluida y de acabado no graso. Es también resistente al agua.

Si quieres probar la crema protectora SPF50+ Blue Light Technology, ahora puedes conseguirla en talla descubrimiento (25 ml) y también un Booster Hidratante de Power Hyaluronic (15ml) para hidratar tu piel después de la exposición al sol. Incluso puedes llevarte una magnifica bolsa de playa, pregunta por la promoción en tu centro de estética de confianza.

Para poder aprovechar esta promoción, tan solo debes acercarte a tu centro de estética más cercano.

¡No dejes escapar esta oportunidad y disfruta del sol sin poner en riesgo a tu piel!

Redactado por Silvia Gascón
Especialista en belleza Asesora y formadora de tratamientos cosméticos, ofrecerá curiosos trucos y consejos para sacar el máximo rendimiento a todos los productos y a sus resultados.
Todos los artículos de Silvia »

Dejar un comentario