Durante los meses de embarazo es bastante imposible predecir como se comportará tu piel ya que cada cuerpo es un mundo: hay meses donde la piel puede estar más grasa y al siguiente mes volverse seca y apagada. Pero hay tres factores en común que se tienen que tratar cada día sea cual sea el estado: limpieza, hidratación y protección.

Es bueno pensar y establecer una rutina diaria para realizar durante este periodo, por eso, desde Skeyndor, te presentamos a continuación los productos que se convertirán en tus mejores aliados en esta nueva etapa, porque como bien sabrás, no todos los productos cosméticos son aptos para utilizar durante el embarazo.

Limpieza

El objetivo principal es realizar una limpieza exhaustiva para renovar la piel y reducir considerablemente los excesos de  impurezas ya que, en este período, la secreción de las glándulas sebáceas puede verse incrementada. Mantener la piel limpia es importante para evitar o tratar el acné, por eso, dos veces al día (mañana y noche) se deberá realizar esta rutina (sobretodo poniendo más énfasis en la limpieza de noche).

Los productos Skeyndor que utilizaremos serán de la línea Clear Balance o Aquatherm, ya que estos han sido creados para equilibrar y conseguir una piel sana.

Hidratación

Power Hyaluronic es una opción excelente. Su formula contiene un elevado contenido de ácido hialurónico de muy bajo y alto peso molecular haciendo que se retenga el agua en la piel favoreciendo así el equilibro e hidratando en profundidad. Además, aportará a tu piel luminosidad y suavidad. Estos productos se pueden utilizar después de realizar la limpieza habitual.  

También es importante la hidratación y nutrición del resto del cuerpo para ganar elasticidad y evitar estrías y flacidez. Nada mejor para ello que la Crema hidratación de Body Sculpt ya que, cuanto más seca esté la piel, más fácil será también que te salgan estrías. También es recomendable aplicar alrededor del ombligo, en las mamas, los muslos y cadera la crema reafirmante Skin Sculptor estrías y flacidez por la noche y después de la ducha, siempre realizando movimientos circulares y ascendentes hasta que se absorba totalmente el producto.

Otro consejo que os damos es evitar, en la medida de lo posible, baños o duchas con agua muy caliente, ya que la exposición del cuerpo a agua de elevada temperatura puede provocar hipertemia.

Protección

¿Sabías que durante el embarazo aumenta el riesgo de sufrir melasma? Aunque no lo parezca es un problema en la piel bastante común y, aunque suela aparecer entre el primer y segundo trimestre de gestación, puede ocurrir en cualquier momento durante el embarazo.

Lo mejor para evitar y protegerte de esta afectación cutánea que consiste en la aparición de manchas de color marrón en las zonas más expuestas al sol (principalmente mejillas, barbilla, labio superior y frente) es usar fotoprotectores de muy alta protección. Nuestra gama de solares Sun Expertise te ofrecerá el mejor cuidado para proteger estas pieles de alto riesgo y para cuidarte en todo momento.

¡Con todos estos productos podrás tener una rutina diaria excelente! Aunque recuerda, no todos los productos Skeyndor son aptos para embarazadas. Desaconsejamos todos aquellos que contengan cafeína (en anticelulíticos), mentol (en circulatorios), vitamina A y evitar los aceites esenciales puros. En el caso de nuestros productos, excepto el pack profesional de Power Retinol y algunos productos de la línea Body Sculpt (piernas ligeras, crema de masaje grasas y líquidos), el resto de tratamientos faciales, corporales y solares de Skeyndor no entrañan riesgo ni para la madre ni para el bebé.

Como siempre, os animamos a que nos escribáis siempre que tengáis dudas. Recordad también que tanto en nuestros centros Skeyndor como en nuestra página web podrás encontrar estos productos y más para cuidar tu piel en este momento tan especial de tu vida.

Redactado por Skeyndor
Todos los artículos de Skeyndor »

Dejar un comentario