maquillaje-skeyndor

Se acerca San Valentín, el día de los enamorados, y seguro que te apetece arreglarte un poquito más de la cuenta para gustar más que nunca a tu pareja. Por eso vamos a darte algunos consejos para que tu maquillaje sea ideal para ese día, y aguante lo que haga falta.

Para empezar, hay que elegir una buena base de maquillaje, que se parezca al color natural de tu piel. Precisamente, como base que es, su función es tapar algunas imperfecciones y dar un aspecto más uniforme y perfecto a la piel, no destacar por sí misma. El siguiente paso es el colorete: puede ser de un tono más rosado o más oscuro que el del cutis, para marcar los pómulos.

Hasta aquí lo básico. Ahora le toca el turno a los ojos. Hay que coger la sombra y un pincel. Puede ser de tono terroso, que da profundidad a la mirada pero de un modo natural y hay que tener presente que a los chicos, cuanto menos artificial vaya una chica, más les gusta. Como es un maquillaje de noche, te puedes atrever con algo un poquito más llamativo, pero asegúrate de elegir un color que complemente tu piel y tu pelo sin que parezca que ha llegado el circo.

La aplicación de la sombra no es complicada: se empolva un poco el pincel y se contornea toda la zona del párpado móvil, marcando más la parte exterior que la interior. Para la parte interior, reserva un tono más claro, tipo beige, que dé luminosidad. Este vídeo es un ejemplo excelente:

Para acabar de perfeccionar el ojo, coge un eye liner, de la misma tonalidad que las sombras para que no quede muy marcado, y perfila el contorno del ojo. Luego aplica un poco de máscara en las puntas de las pestañas y ya sólo quedan los labios. ¡Una parte que no podemos descuidar en San Valentín!

Siguiendo en la línea de lo natural, puedes conformarte con un poco de gloss para que tengan brillo y una apariencia jugosa, lista para besar. O, si quieres darles color, primero puedes perfilarlos y luego aplicarles el tono que más te guste. El truco para que aguante más es “besar” la mano o un papel en cuanto estén pintados y luego repasar inmediatamente con el pintalabios.

Un último toque maestro: coge un pelín de la sombra que hayas usado para los ojos y ponla a ambos lados del puente de la nariz, muy sutilmente.

Aquí hemos dejado nuestros modestos consejos acerca de cómo maquillarte para una cena especial. Cómo te apetezca vestirte o peinarte queda a tu elección. ¡Ya nos dirás si te ha sido útil! 😉

Redactado por SKEYNDOR
Todos los artículos de Ana »

    1 comentario

  1. Conchi 26 julio, 2013 at 20:42 Responder

    Maravilloso regalo el neceser con vuestros productos maquillaje, estoy encantada. Muy buenos consejos para exponernos al sol , pero me encantaría que hicieseis un blog sobre el cuidado de la piel con manchas y conocer vuestros productos específicos para este problema.Graciasssss

Dejar un comentario