Recupera la piel tras el embarazo

Tu bebé ya ha nacido y ahora todo gira a su alrededor. Son días de gran alegría y muchas emociones pero también de cansancio y obligaciones. ¡No te preocupes! Sentirse agotada es una sensación totalmente natural y pasajera que debería desaparecer pasadas las primeras semanas.

Aunque tu pequeño requiera de toda tu atención, intenta concederte al menos unos minutos al día para ti. ¡Relájate, descansa y mímate un poco! Tu piel también tiene que recuperarse tras el embarazo.

La pérdida de peso después del embarazo

Al dar a luz perdiste los kilos correspondientes al peso del bebé, la placenta y el líquido amniótico. Puede que aun tengas que adelgazar un poco más pero no te preocupes ahora de esto. Los primeros días en casa debes pensar en recuperarte y disfrutar de tu bebé.

Además, de nada sirve hacer una dieta. La pérdida de peso debe ser progresiva para evitar la flacidez en la piel. Para ello, te recomendamos seguir una alimentación equilibrada y dejar de lado (por el momento) las dietas drásticas.

También hay que ser pacientes con el ejercicio físico. El deporte será de gran ayuda para recuperar tu silueta y el tono muscular pero deberás esperar a que tu médico lo autorice ya que primero se tiene que rehabilitar el suelo pélvico. Antes de que esto pase, evita ejercitar los abdominales.

Hidrata la piel y tonifica el abdomen

Durante el embarazo, el vientre aumenta mucho de volumen, la cintura y las caderas se ensanchan y la piel presenta flacidez y estrías. ¡Tranquila, no tengas prisa! La recuperación postparto es un proceso largo pero, con tiempo y paciencia, el cuerpo irá regresando a la normalidad. Para ello, te recomendamos seguir los siguientes cuidados:

  • Exfolia suavemente la piel una vez a la semana para estimular la renovación celular y disfrutar de unos minutos de relax y desconexión.
  • Hidrata tu cuerpo diariamente con una crema concentrada en agentes hidratantes.
  • El abdomen y la cintura son una de las zonas del cuerpo que más cambian durante el embarazo. ¡Céntrate en ellas! Utiliza Vientre Sculptor para suavizar el aspecto hinchado en la zona del abdomen y estilizar la cintura, y Skin Sculptor para terminar con las estrías y combatir la flacidez en la piel. Puedes combinar los dos productos usando uno por la mañana y el otro por la noche.

Combate la flacidez en el pecho

El pecho aumenta mucho de tamaño durante el embarazo y la lactancia pero cuando recuperan su tamaño anterior suelen perder la forma, el volumen y la firmeza. Para combatir la flacidez en los pechos dedica unos minutos cada día, mañana y noche, a aplicarte una crema reafirmante para el busto realizando suaves masajes circulares y ascendiendo desde las mamas hacia la parte superior del escote y el cuello.

Relaja las piernas y reduce la celulitis

La hinchazón y la pesadez en piernas, tobillos y pies pueden mantenerse días después del parto. Ten a mano una crema refrescante para aliviar el dolor. Un buen truco es aplicar el gel a modo de mascarilla y dejarlo actuar durante unos minutos. ¡Verás como te relaja y refresca al instante!

Más arriba de las rodillas, la celulitis en muslos y glúteos es habitual debido a los cambios hormonales y a la retención de líquidos que tiene lugar en el embarazo. Combina nuestro Gel anticelulítico drenante BODY SCULPT con el short remodelante y despídete de la celulitis más rebelde.

¡Y recuerda! En tu centro de estética de confianza pueden recomendarte los cuidados y tratamientos en cabina adecuados para ti.

Redactado por Silvia Gascón
Especialista en belleza Asesora y formadora de tratamientos cosméticos, ofrecerá curiosos trucos y consejos para sacar el máximo rendimiento a todos los productos y a sus resultados.
Todos los artículos de Silvia »

Dejar un comentario