orden-productos

Preciosos paisajes nevados, ríos desbordantes de vida, un aire absolutamente puro… El invierno trae consigo estampas realmente rejuvenecedoras, pero también trae un frío intenso que maltrata y reseca en exceso la piel.

Por ello, en este momento del año, es imprescindible extremar los cuidados que ofrecemos a nuestra piel, con productos hidratantes y una buena rutina.

Y es que en el cuidado de nuestra piel también es importante en qué orden utilizamos los diferentes tipos de productos, en qué momento del día los aplicamos y su frecuencia. Esta es nuestra recomendación:

  1. Limpieza: Absolutamente imprescindible. La limpieza diaria de la piel es quizás el aspecto fundamental en cualquier rutina de belleza. Tener la piel limpia y libre de impurezas es esencial para que cualquier otro tratamiento haga su efecto. Puedes utilizar desmaquillante, mousse, leche limpiadora, agua micelar, tónicos… en Skeyndor te ofrecemos numerosas opciones, como por ejemplo el Agua micelar desmaquillante de Aquatherm. Lo ideal es poder realizar la limpieza tanto por la mañana como por la noche y, sobre todo, eliminar los restos de maquillaje de todo el día para dejar respirar la piel.
  1. Contorno de ojos: La piel de alrededor del ojo es sumamente delicada. Las condiciones meteorológicas, el cansancio y, por supuesto, el paso del tiempo, le dejan huellas visibles. El Gel refrescante para contorno de ojos y pestañas de la línea Power Hyaluronic te aportará hidratación, y te ayudará a alisar arrugas y fortalecer las pestañas. Lo ideal es aplicarlo antes del tratamiento hidratante habitual.
  1. Booster o sérum: el extra que necesita tu piel en invierno. El Booster hidratante Power Hyaluronic, aporta una hidratación intensa a tu rostro. Puedes aplicar una pequeña cantidad en cara y cuello antes de la crema para potenciar al máximo el efecto hidratante o bien añadir unas botitas a la crema.
  1. Crema o emulsión hidratante: con el frío, no puede faltarte una hidratación profunda, como la que te proporciona la Crema hidratante intensiva Power Hyaluronic, con un elevado contenido en ácido hialurónico de muy bajo y alto peso molecular.
  1. Concentrados en ampollas: cuando tu piel se reseca en exceso, cualquier ayuda es poca. Utilizar un concentrado en ampollas como Intensive Hydrating Concentrate de UNIQCURE unas 2 veces a la semana con la piel limpia, te ayudará enormemente a recuperar la hidratación y la sensación de bienestar en tu piel.
  1. Mascarilla: la guinda del pastel para lucir una piel extraordinaria también en invierno. Aplícatela al menos una vez a la semana, después de tu limpieza. Puedes utilizar MyMask Fresh Sorbet, una mascarilla con textura sorbete con efecto hidratante y remineralizante sobre la piel, una auténtica cura de hidratación cutánea.

Una buena rutina, un orden correcto y los productos adecuados te garantizarán el éxito a la hora de conseguir una piel hidratada y radiante ante las inclemencias del invierno.

Además, si necesitas refugiar tu piel del frío de forma urgente y recuperar su bienestar, te recomendamos acudir a tu centro de belleza más cercano y solicitar a tu beauty coach uno de los exclusivos tratamientos SKEYNDOR de hidratación.

¡Así pues, pon en orden la belleza de tu piel y plántale cara al frío!

Redactado por Skeyndor
Todos los artículos de Skeyndor »

Dejar un comentario