Mascarillas

Cada vez estamos más concienciadas de la importancia de utilizar un tratamiento de día y otro de noche; los sérums ya empiezan a estar en casi todos los neceseres de belleza; el contorno de ojos se ha vuelto un imprescindible… ¿pero y las mascarillas? ¿Sabes para qué sirven y cómo pueden ayudarte a cuidar tu piel?

Las mascarillas son un tratamiento cosmético que proporciona a la piel un ‘plus’ de cuidado. En Oriente, sobre todo en Corea, ya se ha convertido en un gesto ‘beauty’ diario; aquí solemos utilizarlas de una a dos veces por semana como máximo.

Una mascarilla puede ser:

– Hidratante.

– Matificante.

– Antioxidante.

– Antienvejecimiento.

– Calmante y refrescante.

– Aclarante.

– Anti-fatiga.

En general, las mascarillas se aplican sobre el rostro y se suelen dejar actuar entre 10-15 minutos para después retirarlas con agua tibia. Es importante que sigas las instrucciones de uso, ya que éstas están elaboradas para que le saques el máximo partido a tu tratamiento.

 

Convierte la aplicación en un momento solo para ti

Te recomendamos una aplicación por semana. Recuerda limpiar correctamente el rostro antes para que tu piel reciba todas las propiedades de la fórmula, y te aconsejamos que conviertas este breve lapso de tiempo en un momento relajante para cuidarte y pensar en ti: disfruta con la aplicación, la textura, el olor…

 

‘Tips’ de belleza

– Utiliza dos mascarillas diferentes y aplícatelas o bien cada una en un día diferente de la semana o altérnalas cada 15 días.

– Haz tu selección teniendo en cuenta la estación del año: en invierno, una mascarilla que te proporcione protección e hidratación; en verano, una refrescante y calmante, por ejemplo.

– ¿Sabes qué es el ‘multimasking’? Es una de las últimas tendencias ‘beauty’: se trata de combinar varios tipos de mascarillas en diferentes áreas del rostro en una misma aplicación. Por ejemplo: una astringente y matificante en la zona T, otra nutritiva y/o hidratante en las zonas más secas y una específica para el contorno de ojos.

 

Redactado por Mar Abella
Todos los artículos de Mar »

Dejar un comentario