Imagen Sleeping Oil

Durante el día, las células madre de la piel se centran en protegernos de factores ambientales como la radiación solar, las bacterias o los virus. Por la noche, en cambio, aprovechan nuestro descanso para regenerarse y así poder ejercer óptimamente esta función barrera a lo largo del día.

Además, mientras dormimos, la capacidad de absorción de nuestra piel se multiplica. Es por eso que éste es el mejor momento para potenciar la acción autoregeneradora y reparadora de nuestro cutis, con los tratamientos de noche.

Inspirándonos en los secretos de belleza asiáticos, en Skeyndor hemos lanzado un aceite facial único tanto por su composición, como por la experiencia sensorial que proporciona su aplicación. Se trata de Eternal Sleeping Oil, un aceite reparador nocturno que actúa mientras dormimos para que nos despertemos con una piel más nutrida, luminosa y descansada.

Un mejor descanso para una piel renovada y rejuvenecida

El nuevo Sleeping Oil de la gama Eternal de Skeyndor contiene una combinación única de aceites, esencias y extractos naturales que lo convierten en mucho más que un aceite para la piel.

Gracias a la sinergia de sus ingredientes exclusivos, Sleeping Oil consigue:

  • Intensificar la capacidad de renovación celular de nuestra piel.
  • Desintoxicar la piel y reparar la epidermis, su capa más superficial.
  • Mejorar el microrelieve cutáneo, aumentando la luminosidad y la uniformidad del cutis.
  • Contribuir a una sensación de bienestar, favoreciendo la relajación y el sueño nocturno.

Su potente doble acción antienvejecimiento sobre las células madre es gracias, principalmente, a dos extractos naturales: el extracto de crambe marítima, protector de las células madre de la epidermis, y al extracto de genciana de la India, estimulador de las células madre de la hipodermis, que combaten el envejecimiento biológico.

El aceite restaurador nocturno Sleeping Oil combina cinco aceites naturales para la piel, altamente valorados por sus propiedades cosméticas: aguacate, por sus grandes propiedades nutritivas; sésamo, que actúa como reparador: macadamia, altamente hidratante; jojoba, que ejerce una función protectora y germen de trigo que actúa como antioxidante.

Las esencias de jazmín, ylang ylang y naranjo amargo convierten el momento de aplicación en una placentera experiencia sensorial., favoreciendo nuestra relajación y nuestro descanso.

Redactado por Mª Flor Ramírez
Brand Manager de SKEYNDOR Una auténtica enamorada de la cosmética, del marketing y de las nuevas tecnologías. Cada mes presentará las novedades y promociones que SKEYNDOR pone a tu alcance en los centros de estética.
Todos los artículos de Mª Flor »

    1 comentario

  1. Luisa Maria Garcia Repiso 3 febrero, 2016 at 15:56 Responder

    Una maravillaa

Dejar un comentario