orquidea

En ocasiones necesitas estar perfecta para ya. Llevas días corriendo y sin poder cuidarte mucho, estás cansada, pero necesitas algo que dé luz y firmeza a la piel de forma inmediata y te deje guapísima. Por ejemplo, para una boda o acto especial que no hay tiempo de preparar con un tratamiento a largo plazo.

Buena noticia: es posible. Para eso se ha inventado la cosmética flash o de efecto tensor. Son cosméticos que luchan contra las causas de envejecimiento extrínsecas (ambiente) e intrínsecas (genética, estrés) y, lo más importante: que actúan en cuestión de segundos. Su principal ventaja sobre otros tratamientos es que se adaptan a la vida moderna, ofreciendo rapidez de aplicación y efectos visibles instantáneos.

Para conseguirlo, combinan activos regenerativos y de hidratación, alisando la superficie de la piel y logrando un aspecto más joven y firme. También ocultan pequeñas imperfecciones e hidratan, dando luz a la piel y manteniéndola tensa y joven durante horas. Un auténtico lavado de cara que restituye en minutos el óvalo del rostro y te permite estar perfecta para esa ocasión especial.

Podemos clasificarlos en los siguientes tipos:

Hidratantes: eficacia hidratante concentrada (especialmente las cremas de última generación) gracias a activos como el ácido hialurónico. Por ejemplo, Skin Repair Factor de la línea Antioxidant Q10

Iluminadores: atenúan las arrugas de inmediato dando un aspecto más juvenil y, además, proporcionan luminosidad. Por ejemplo, la Instant Beauty de la línea Platinum.

Maquillaje: bases de maquillaje de efecto lifting y tensor. Estos productos difuminan las arrugas y las imperfecciones presentes en la piel. Por ejemplo, el Natural Defense Radiance Flash.

Los cosméticos flash se presentan en infinidad de formatos: cremas, serums, ampollas, pinceles, mascarillas, roll-ons, parches, velos…Todos con una eficacia demostrada para iluminar el rostro y eliminar de forma inmediata los signos de cansancio. Sus principales activos son:

Biopéptidos moduladores de las funciones mecánicas de la piel: encargados de reeducar la mímica del rostro y relajar tensiones, suavizando las facciones con un efecto lifting.

Hidrolizado de colágeno de peso molecular bajo: satura la matriz extracelular de colágeno y mejorar la tersura de la dermis.

Polisacáridos de la avena de peso molécular medio: se unen con los lípidos de la piel desencadenando un efecto lifting a nivel intermedio (lipolifting).

Proteínas de soja de alto peso molecular: se enlazan con las proteínas de la piel produciendo un efecto lifting en superficie (proteolifting).

En resumen: si tienes que estar perfecta para esta noche, la cosmética flash puede ayudarte a sacudirte de encima la fatiga y lograr un aspecto más joven. Ya sea mediante un tratamiento de choque, en combinación con el maquillaje, sola, como te recomiende tu esteticista… ¡verás los efectos instantáneamente!

Redactado por SKEYNDOR
Todos los artículos de Ana »

    2 comentarios

  1. yolanda 10 diciembre, 2011 at 10:14 Responder

    son estupendas las flash!

Dejar un comentario