base-de-maquillaje

¿Sabías que tu maquillaje no puede ser un éxito si no te aplicas correctamente la base? La base de maquillaje es el paso más importante de todo el proceso. Así que anota todos estos consejos y sigue bien la técnica para conseguir un resultado perfecto.

Prepara tu piel

Deja tu piel impecable antes de maquillarla. Primero exfolia tu rostro con un peeling renovador para eliminar las células muertas. Limpia, luego, tu cara con una leche limpiadora adecuada a tu tipo de piel para arrastrar los residuos restantes.

Hidratante, siempre

Al igual que haces por la mañana y por la noche, antes de maquillarte, hidrátate. Además de cuidar tu piel, conseguirás que el maquillaje se distribuya con mayor facilidad por el rostro. Hidrata tu cara y cuida también el contorno de ojos con una crema especial para esta zona.

También puedes aplicar un flash de belleza para tensar la piel o embellecerla. El flash retensa, atenua arrugas o lineas de expresión y pequeñas manchas gracias a unos pigmentos reflectantes de la luz que dan un efecto muy bonito en la piel.

NO a las ojeras

Ha llegado la hora de ponerte el antiojeras. Usa pequeñas cantidades porque la función del corrector de ojeras es precisamente ésa, disimularlas; y si usas más cantidad de la pertinente conseguirás el efecto contrario.

Extiéndelo dando pequeños golpecitos y luego difumínalo hasta que quede perfectamente integrado en tu piel. La aplicación debe ser con cuidado porque esta zona de la cara es muy delicada y podrías generarte arrugas o bolsas. ¡Y eso no es lo que queremos! Sobre los golpecitos, rápidos y repetitivos desde el extremo exterior del ojo hacia el lagrimal.

Ahora sí, la base

El siguiente paso es aplicar la base de maquillaje. Primero elije el utensilio que quieres utilizar: Brocha, esponja o incluso los dedos. Lo importante es que distribuya el fluido de forma uniforme y difumines el color bajo las ojeras (parte alta de las mejillas).

Antes de acabar, aplica los polvos para fijar el maquillaje y ¡acaba con colerete!

Nuestro consejo SKEYNDOR: Lo ideal es que el corrector de ojeras sea uno o dos tonos más claro que la base de maquillaje. Y después de aplicar la base, difumina en la frente, barbilla y mejilla un poco de corrector para darle luminosidad a tu cara. ¡Y voilà. Ya estás lista!

Redactado por SKEYNDOR
Todos los artículos de Ana »

    4 comentarios

  1. raqueleita 13 marzo, 2013 at 13:23 Responder

    En mejillas, frente y barbilla, suelo utilizar un iluminador, me gusta mucho como queda el acabado, una piel resplandeciente y joven.

    • Ana Zafra 13 marzo, 2013 at 15:05 Responder

      ¡Gracias por la aportación Raqueleita! Un buen truco para un acabado perfecto. ¡Saludos!

  2. Monika Sanchez 15 mayo, 2014 at 17:13 Responder

    Estoy haciendo un cursillo de maquillaje y siempre nos recomiendan que al comprar corrector para las ojeras lo hagamos color salmon jeje : )

    Un abrazo, me ha gustado mucho el post 😀

    • SKEYNDOR 19 mayo, 2014 at 15:32 Responder

      ¡Gracias por tu comentario y un abrazo de vuelta!

Dejar un comentario