Looks para ir a una boda

Comienza la época de bodas y seguro que tienes algún compromiso al que asistir como invitada. Desde SKEYNDOR queremos proponerte productos de maquillaje con un ‘plus’ de tratamiento, perfectos para cualquier ocasión ya que cuidan el rostro al mismo tiempo que lo embellecen.

Recuerda que, antes de empezar a maquillarte, es importante que tengas la piel limpia, libre de impurezas e hidratada. Así, la aplicación del maquillaje será mucho más fácil y el resultado más uniforme.

 

Fiesta de día

Para una boda de mañana, lo mejor es un maquillaje fresco, con luz y un toque de algún color alegre.

  • Si prevés que la boda se alargue todo el día, comienza aplicándote un primer para mejorar y alargar los resultados del maquillaje.
  • A continuación, utiliza una base que cubra imperfecciones y proporcione luz a la piel. Con el buen tiempo, es importante que también te garantice protección solar.
  • Para los ojos, te proponemos una paleta de sombras de ojos en tonos nude o pastel. Son colores fáciles de aplicar, versátiles y muy combinables. La máscara de pestañas será imprescindible para darle cuerpo al acabado. Busca una que en su fórmula contenga activos que cuiden e hidraten tus pestañas.
  • A los labios les daremos un toque más divertido con un tono cereza o coral, en función del color de vestido. También es recomendable que tu barra de labios te proporcione Factor de Protección Solar.

 

La noche es joven

Para una boda con fiesta por la noche, podemos jugar un poco más con tonos oscuros y sensuales, aunque recuerda que, ante la duda, “menos es más”.

  • De noche,  utiliza unos polvos bronceadores que te den un bonito y saludable tono dorado.
  • También puedes utilizar un iluminador para realzar puntos clave del rostro: pómulos, puente de la nariz…
  • Las sombras de ojos pueden ser oscuras. Esta temporada se llevan monocromáticas, por lo que te aconsejamos que si no estás segura comiences con una suave pasada e incrementes el tono poco a poco. Utiliza también máscara de pestañas para enfatizar el resultado.
  • Si la mirada es la protagonista de tu look, limítate a aplicarte un poco de gloss en un tono claro en los labios, que además de proporcionarte un color saludable acentuará el efecto “buena cara”. ¡Mejor si tienes propiedades hidratantes!

 

El final ideal 

Y al terminar y volver a casa, recuerda la importancia del desmaquillado.  Dos sencillos pasos para acabar con la piel perfecta.

  1. Desmaquillar. Elige el desmaquillante en la textura que mejor se adapte a las necesidades de tu piel: emulsión, leche, crema, etc.
  2. Tonificar. Refresca, suaviza y calma la piel.

 

Redactado por Mar Abella
Todos los artículos de Mar »

Dejar un comentario