bodegon-platinumbaja

Aunque el paso de los años no pueda detenerse y sus efectos en la piel tampoco, la buena noticia es que con el tratamiento adecuado podemos retrasar los síntomas del envejecimiento y conservar la piel joven durante más tiempo.

La sequedad cutánea (es decir, la pérdida de hidratación en la piel) es uno de los primeros síntomas de las pieles maduras, así como la aspereza cutánea, la pérdida de flexibilidad y elasticidad y de las temidas arrugas. ¿Por qué pasa esto?

Principalmente, por la pérdida progresiva de las moléculas que fabrican el factor natural de hidratación (FHN). Un detalle muy relevante: en la reducción de FHN no influye sólo el paso del tiempo, sino también agentes externos como el calor y el frío intenso, malos cuidados, falta de sueño suficiente, mala alimentación, estrés, etc

Para que la piel se mantenga hidratada y joven es muy importante estimular el desarrollo de nuevas generaciones de células, reforzar su función barrera, revitalizar el metabolismo y descongestionar el área con agentes calmantes. En resumen: cuidarla desde dentro y protegerla de las agresiones medioambientales.

¿Cómo? Para empezar, procura dormir tus ocho horas al día. Es el secreto más viejo del mundo, lo que los ingleses llaman “beauty sleep”. Para seguir, aplica la fórmula mágica que funciona para todo: una alimentación equilibrada y algo de ejercicio. Y, por supuesto, no te olvides de incluir en la mezcla tratamientos anti-envejecimiento,  como Platinum, que aumentan la eficacia propia de las células para resistir tanto el envejecimiento natural de la piel como el envejecimiento prematuro. Otra opción es Eternal, que ayuda a la revitalización de las células madre, aumenta el volumen perdido con la edad y redefine el rostro. O Corrective, formulada científicamente para tratar las arrugas profundas y líneas de expresión de una manera rápida y eficaz.

Y no olvides otro paso importantísimo: exfoliar la piel, al menos una vez por semana. También hacerte peelings, para retirar las células muertas. Déjate cuidar por los especialistas, al fin y al cabo, a todos nos gusta que nos mimen. La semana que viene nos extenderemos más en los beneficios de la exfoliación y en cómo renueva tu piel.

Con la aplicación de sustancias equivalentes a las que se pierden con el paso del tiempo y una cuidadosa labor de hidratación y limpieza diaria, la piel madura se mantendrá en la mejor de las condiciones, hasta el punto de quitarte algunos años de encima. También ayuda tratarla desde que aparecen los primeros síntomas de envejecimiento y no esperar a que la piel haya perdido gran parte de su elasticidad.

¿A qué esperas para cuidarte?

Redactado por SKEYNDOR
Todos los artículos de Ana »

    9 comentarios

  1. rosario bas blasco 13 marzo, 2012 at 19:31 Responder

    les agradeceria me enviara informacion sobre los beneficios y precios de sus tratamientos

  2. rosario bas blasco 13 marzo, 2012 at 19:35 Responder

    no he probado sus productos y quisiera me mandaran informacion.

Dejar un comentario